Clases y monográficos

Recuerdo en mi infancia ver como mi madre y un pequeño grupo de mujeres se
reunían muchas tardes para tejer, coser, bordar…se creaba un ambiente de lo
más animado, había risas, algún que otro cotilleo, libertad para contar alguna
intimidad…porque eso es lo que tiene la aguja que suelta el hilo, y a partir de
ahí cualquier cosa puede pasar.

Me encantaba participar en esos corrillos porque sus caras eran de felicidad,
estaban en su salsa.

Con el tiempo se fue perdiendo esta costumbre, sobre todo en las ciudades, la
mujer tenía que equipararse al hombre y eso de coser era “cosas de abuelas”,
algo caduco y pasado de moda.

En estos últimos años parece ser que se ha puesto de moda, las mujeres no
tan jóvenes quieren recuperar ese pasado de corrillo, y las más jóvenes….
porque mola.

En el taller de La Cierva Blanca se recupera el corrillo, y entre unas y otras o
también entre unos y otros compartimos lo que cada uno trae, además tienes la
posibilidad de escuchar enriquecedoras historias, a veces muy personales,
pero para eso está el corrillo, ¿no?. También habrá un ratito para la lectura, sí
para la lectura, mientras se borda, se escucha un cuento, los cuentos enseñan
más de lo que creemos nosotros los mayores que pensamos que lo sabemos
todo…

PRÓXIMOS CURSOS